Baño turco

Baño turco

El baño turco o hammam es un alternativa a la sauna que cada vez tiene más adeptos.

 

Hay cuatro elementos básicos: el calor seco, el calor húmedo, el frío y el masaje. Estos elementos estimulan y limpian el cuerpo además de mejorar la salud de forma parecida a la sauna, pero resulta menos impactante.

 

Entre los beneficios del hammam está que el cuerpo se relaja al contacto con el agua y el calor, y los músculos se descontraen. Los vapores de eucalipto, de salvia y de laurel son igualmente muy eficaces para los problemas respiratorios.

 

También destaca la eliminación de impurezas en la piel, su efecto expectorante en casos de resfriado o tos, y sus efectos positivos contra el estrés, la ansiedad o la depresión.

Uso de cookies
Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies.
ACEPTAR
Aviso de cookies
Centro Gold Pure: 663 209 227